ANIMALES PARA RODAJE

animales actores para cine

Anfibios

Ranas

Las ranas son unos anfibios que tienen como particularidad biológica que en el momento en que nacen respiran por branquias, pero una vez que crecen su respiración pasa a ser pulmonar. Sin embargo, la forma de recoger el aire es mediante su propia piel, necesitando permanecer casi todo el tiempo bajo el agua. Es decir, no ocurre como con las tortugas de agua que pueden estar largas horas fuera de la piscina. Las ranas morirían. Existen muchas razas como la albina, la toro, la africana o la común o rana verde, que es la que todos hemos conocido. Ofrezcamos a continuación los consejos para los cuidados de estos animales, pero el primero que debemos de señalar es que las ranas se adquieran en tiendas de animales. Que nunca se consigan de charcas o pantanos, tanto por aspectos de higiene como proteger el Medio Ambiente.

El habitáculo o ecosistema de la rana es el acuaterrario. Como accesorios se debe incluir gravilla o arenas artificiales, así como plantas. También les gusta introducirse en pequeñas cuevas o huecos. El tamaño del habitáculo depende del número de ranas que tengamos, por lo que hay que evitar que haya demasiadas o nos encontraremos con peleas. Hay que tener en cuenta que estos animales desprenden un olor fuerte, de forma que será necesario un adecuado filtro que evite que el agua se ensucie demasiado pronto al mismo tiempo que el recipiente disponga de la ventilación adecuada. Puede ser mediante una rejilla o pequeños orificios (pero suficientes). Por otra parte, será precisa una limpieza periódica del acuaterrario y sus accesorios, puesto que las ranas son unos animales que precisan de una importante higiene, para mantener una buena salud y crecer. En lo que afecta a la iluminación las ranas no precisan de ninguna luz intensa, aunque serían necesarios dos tubos fluorescentes enfocados a las plantas para que evitar que mueran. La calefacción será provista por una esterilla calefactora colocada bajo el terrario y conectada a un termostato.

En cuanto a la alimentación, por lo general ingieren una importante variedad de insectos de reducido tamaño (grillos, moscas de la fruta y del vinagre, coleópteros, arañas, etc). Eso sí, cuando son renacuajos son omnívoros y se les puede suministrar incluso comida para peces triturada y de forma ocasional lombrices de tierra, machacadas. Cuando son mayores, aparte de los bichos mencionados se pueden adquirir en las tiendas botes especializados como los que contienen artemia salina, un microorganismo que se encuentra en las aguas salinas y que contiene muchas proteínas. También se les puede suministrar algún suplemento vitamínico como calcio espolvoreado, que proveerán a la rana de una alimentación completa y equilibrada. eso sí, hay que vigilar que no exista sobrealimentación, de forma que se permite que se les alimente cada dos o tres días hasta saciarlas y esperar de nuevo unas 48 horas